Las Uvas podría reducir el azúcar en la sangre

Autor: | Publicado en Medicina Natural Sin Comentarios

El resveratrol es un compuesto natural que se encuentra en más de 70 especies de plantas, incluyendo a las nueces, las uvas, los pinos, y ciertas vides (viñas o enredaderas), así como en el vino tinto. Se cree que desempeñan un papel en la prevención de enfermedades del corazón. Varios estudios preliminares han demostrado que el resveratrol tiene propiedades antioxidantes, efectos anticancerosos, antimicóticos, antivirales, y antibacterianos.

Dado que el resveratrol se encuentra en las uvas y los vinos, las primeras investigaciones se centraron en la vinculación del resveratrol a los posibles beneficios del consumo moderado del vino para la salud del corazón. Sin embargo, esta investigación se han ampliado para examinar los efectos del resveratrol en muchas condiciones médicas, incluyendo el cáncer, las infecciones bacterianas y virales, la enfermedad de Alzheimer, y la enfermedad de Parkinson. Además, la evidencia preliminar sugiere que el resveratrol podría aumentar la sensibilidad a la insulina y reducir los niveles de azúcar en la sangre en las personas con diabetes. Sin embargo, se necesita más investigación antes de poder llegar a una conclusión firme.

uvas

En un estudio reciente, los investigadores asignaron al azar a 66 participantes con diabetes para recibir o un gramo de resveratrol o un placebo diariamente durante 45 días. Factores como la edad, el sexo, el peso corporal y la presión arterial fueron similares entre los participantes en ambos grupos. Se evaluaron diversas medidas de resultado, incluyendo el peso corporal, la glucemia en ayunas, la resistencia a la insulina, la presión arterial, y los niveles de colesterol antes y después de los 45 días de la suplementación.

Los investigadores encontraron que al final del estudio los participantes en el grupo de resveratrol tuvieron significativamente más baja la presión sanguínea, la glucosa en sangre y la resistencia a la insulina en comparación con sus niveles al inicio del estudio. Además, sus niveles de lipoproteínas de alta densidad (HDL o “colesterol bueno”) aumentaron significativamente.

Responder