Cefalea

Según la Organización Mundial de la Salud el 91.3% de la población, alguna vez en su vida ha padecido un dolor de cabeza. Este mismo ente también indica que una de cada 20 personas, padece de cefalea crónica.

Aunque muchos piensen que es la misma enfermedad, existe alguna diferencia entre migraña y cefalea. Estos trastornos del sistema nervioso, es recomendable tratarlo con profesionales y para ello se recomienda, recurrir a la Clínica Assistens en Coruña.

Características de la cefalea y sus causas

Se caracteriza por ser una sensación dolorosa en cualquier parte de la cabeza y que puede presentarse desde un dolor extremadamente agudo, a uno muy leve. Casi siempre la molestia se irradia hacia el cuello e incluso, a la parte alta de la espalda.

Existen diferentes tipos de cefalea dentro de las que destacan las siguientes:

Cefalea tensional

Es una cefalea primaria y se caracteriza por una sensación de presión en una parte lateral de la cabeza. Dicha tensión, por lo general se siente en el cuello también y su presencia puede llegar a durar desde 1 hasta 5 días.

La cefalea tensional es causada por la ansiedad, el estrés, el consumo excesivo de alcohol, la fatiga, incorrecta postura y en la mujer por problemas asociados a la menstruación.

La solución más rápida para este tipo de cefalea, se logra corrigiendo todas las causas antes descritas, pero siempre mediante tratamientos dirigidos por un médico profesional.

Cefalea en racimos

Aunque es menos frecuente que la cefalea tensional, en algunas ocasiones puede presentarse. Se llama así, porque los episodios de dolor pueden llegar a generarse en varias ocasiones durante el día pero, en intervalos relativamente cortos.

El dolor se inicia en un ojo y se irradia hacia toda la cabeza. La incomodidad es tal, que inmediatamente se produce enrojecimiento en los ojos, lo que produce lagrimeo constante.

Para contrarrestar este tipo de cefalea, se recomienda acudir a una consulta profesional en la Clínica Assistens en Coruña, allí podrán dar con las causas para poder aplicar la cura adecuada.

Migraña

La migraña también es conocida como jaqueca y es un dolor de cabeza recurrente, que viene acompañado con situaciones de nauseas e incluso vómitos. Se ha establecido que este trastorno, tiene bases hereditarias y que dicho dolor es de tipo hemicraneal.

Es decir, se focaliza en una parte de la cabeza y a medida que va aumentando la intensidad del mismo, va afectando toda el área craneal.

Las personas quienes sufren de migraña, presentan un malestar de fotofobia o molestia ante las luces, así como de fonofobia que es una incomodidad exagerada a los ruidos.

Aunque como se dijo la base de esta enfermedad puede ser hereditaria, la migraña puede desencadenarse por esfuerzo físico excesivo, cambios climáticos, estrés, menstruación e incluso la ingesta de algunos alimentos.

Diferencias entre cefalea y migraña

La diferencia fundamental entre estas dos patologías, es que la cefalea se presenta en intervalos de corta duración y afecta por lo general casi toda la cabeza. En tanto el dolor que produce la migraña se focaliza en un 50 y 75% del área craneal.

Si una migraña no es tratada de manera adecuada, puede llegar a generar serios problemas tales como derrames cerebral, trombosis e incluso parálisis ocular.

En tanto la cefalea genera una incomodidad propia de un dolor, pero sin que se vea comprometida de gravedad la salud del paciente.

En ambos casos lo más recomendable es buscar apoyo médico, si se presentan situaciones tales como, dolor de cabeza súbito e intenso, que empeora con respecto a días anteriores o que se genera siempre en la misma área.

O si hay interrupción de las actividades diarias, incluyendo el sueño y cuando el tratamiento habitual para controlar el dolor deja de hacer efecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *